viernes, 14 de junio de 2013

Bolinaga o como cachondearse de las Víctimas del terrorismo



Buenos días

El asesino y torturador Bolinaga está vivo, no ha muerto de convulsiones cancerígenas, no ha exhalado el último suspiro tras encomendar a Dios su negra alma, en realidad NO ha muerto de nada, está perfectamente vivo y se pasea con sus amigotes terroristas por su pueblo mientras “potea” vinito y se cachondea de los españoles, victimas o no .



Hace 9 meses el político de turno, en este caso el Ministro del interior y el mismísimo Presidente del Gobierno nos explicaron que este” pobre hombre” estaba al borde la  muerte y que era un deber cívico conmutarle la pena de cárcel, leve pena para lo que hizo este cabron indecente, por la excarcelación para que muriera entre los amorosos brazos de su repugnante familia, para que expirara rodeado del amor de los boinazas familiares que solo aspiran a asesinar españoles, como es bien conocido en todo el pueblo del indecente Bolinaga.



Nos dijo el Sr Mariano Rajoy que el tipo estaba muy delgadito y ojeroso, que tenia mal aspecto y que debía ser puesto en libertad porque “nosotros no somos como ellos” y debíamos  ejercer la piedad, naturalmente como a él no le han matado a nadie se encuentra la mar de generoso, si matan a los demás que no son mi familia ,  yo, que soy Marianito el generoso, lo sueltocon toda la desvergüenza  en nombre de las víctimas, a las que manipula  y de las que se ríe de forma repugnante, ya que las victimas dijeron por activa y por pasiva que deseaban ver como este basura se moría en el penal, que es el sitio que se merecía por sus acciones criminales.



El Ministro del interior, muy opusdeista el, apelo a nuestro sentido de la equidad, de la ética, de la moral y de vaya Vd. a saber que mas para intentar romper el sentido innato de la justicia y de esta manera soltar al terrible asesino, vamos, llego a decir que si no lo soltábamos( él hablaba en nombre de todos, sabiendo que todos deseábamos que esa bazofia se muriera en el talego) nos poníamos a su altura, maldita sea su estampa, se atrevió a decir semejante canallada en las narices de las víctimas y se quedo tan fresco.


Dijo el tio que si no se le soltaba el estado prevaricaba

Con total falta de principios, el señor Ministro del Opus puso en libertad al criminal a punto de fallecer según criterio de un medico apañado al efecto y el moribundo, lejos de palmar se dedica al noble oficio de insultar a las victimas mientras se mete entre pecho y espalda suculentos pinchos y magníficos caldos, tengo entendido que con buen criterio el asesino se niega a tomar el ácido y semivenenoso chacolí y liba Rioja.


A día de hoy ha sido el colegio oficial de médicos de Madrid el que da la razón a los que decían que se soltaba a este cerdo por motivos políticos totalmente alejados de los médicos o los humanitarios.




, pero eso le da igual al Amable Señor Ministro y al agradable exprimidor de españoles Señor Rajoy que se niegan a hacer que la basura con boina Bolinaga vuelva a presidio.





El criterio de estos políticos que se ríen de la justicia, de las layes, de las víctimas del terrorismo y de todos los españoles es que Bolinaga, Josu Ternera, y resto de asesinos vivan su vida de forma relajada lejos de las rejas, que los españoles traguen con sus repugnante maniobras políticas y que se callen y no den más el rollo.


A que esperan los españoles para armarle la gorda a estos infames políticos que apoyan el que un asesino se pitorree de los españoles mientras  se junta con la chusma de su pueblo.

Pues no harán nada, porque la mayoría de los españoles que iban a las manifestaciones antiterroristas y a favor de las victimas lo hacían por consignas políticas emanadas de su partido político, no lo hacían por intima convicción y por sentido de la justicia, sentido que creo que no existe en esta aborregada sociedad española del siglo XXI.



De manera que el Gobierno suelta etarras porque sabe que a la mayoría de los españoles les trae sin cuidado la canallada

Y esa es la terrible verdad

2 comentarios:

  1. Cuentan que a Ortega Lara se le iba la mano con los presos.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que tu debes saberlo de primera mano

    ResponderEliminar